Cuidar de quien te cuida

Todos estamos de acuerdo en que el trabajo de atención en residencias de ancianos es un trabajo muy duro, expuesto a cargas físicas y de gran presión psicosocial. Los auxiliares de geriatría tienen una prevalencia muy alta de lesiones musculo-esqueléticas, entre la que destaca la lumbalgia, debido a las acciones técnicas potencialmente agresivas para su cuerpo, como los cambios posturales, el aseo, las trasferencias de los anciano y en general, el manejo de los usuarios dependientes y semidependientes.

 

Muchas veces, los trabajadores no están preparados para tantos esfuerzos, o no conocen el funcionamiento correcto de su propio cuerpo ante esos gestos que van a ejecutar de manera repetitiva a través de los años. Esto conlleva lesiones músculo-esqueléticas que les van a hacer perder calidad de vida y a su vez, les van a hacer ser menos productivos en su puesto de trabajo llevándoles incluso a una baja laboral.

 

Los últimos estudios sobre la correción de los problemas músculo-esqueléticos en el ámbito laboral le dan mucha importancia a la prevención. La educación de los trabajadores en el tema de su salud hace que se puedan adaptar mejor al medio en el que se encuentran y disminuye sus posibles impactos negativos.

 

Con este objetivo, con el fin de potenciar la fisioterapia en las empresas y enseñar la imporatncia de la higiene postural, fuimos a la Residencia Virgen de Gracia de Mansilla de las Mulas. Impartimos una taller práctico sobre la prevención y recuperación de las lesiones musculares para que los trabajadores de esta residencia estén más sanos y preparados para su día a día reduciendo así el absentismo y aumentando su productividad. De esta manera, con unos trabajadores más sanos, conseguimos unos usuarios mejor atendidos. En definitiva, cuidamos de quien te cuida.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *